Invisible

A veces me abruma el pensar que por más que alce la voz, nadie parece escuchar lo que tengo que decir. O peor, que lo escuchan y deliberadamente hacen caso omiso a mis palabras.

Otras veces siento que mi presencia en una habitación no supone ninguna diferencia sobre el actuar de otras personas. Al parecer tienen bastante claro que, aunque esté allí, pueden ir a su antojo por el lugar y hacer lo que se les venga en gana. Como si absolutamente todo en este mundo les perteneciera.

Demasiadas veces se aprovechan de mis dificultades para decir que NO, que ya basta, y ya he perdido la cuenta de cuántas veces han quebrantado las barreras de mis lugares seguros. Me ponen en situaciones en las que acabaré diciendo que sí, cuando lo que quiero es mandar a todos a la mierda. Pero aquí sigo callando y escribiendo mis frustraciones en un rincón apartado.

No sé qué más debo hacer para que me escuchen. Escapa de mi comprensión por qué mis palabras no llegan a otros, cuando todo el mundo parece ser capaz de comunicarse a la perfección. Aunque verbalice palabra por palabra lo que quiero (o no quiero), siempre acabo en la misma situación. Situación en la que todo el mundo tiene el control de lo que pasa o no en mi vida. Todos menos yo.

No entiendo por qué siempre eligen desestabilizarme a mí, por agradar a otros. ¿Por qué siempre soy la maldita segunda opción? Ya no sé si ponerme a aporrear la mesa y con un megáfono a gritar como un energúmeno hasta que alguien me haga caso. O, directamente, poner el piloto automático por defecto. Últimamente, es lo único que hago. Ir con el piloto automático. Porque la otra opción supone un desgaste que no lleva a ningún lado y que no me puedo permitir en estos momentos.

Pero, ¿qué pasará cuando ni con el piloto automático baste para salir de las situaciones en las que otros se empeñan en colocarme? Quizá deba hacer algo más dramático, como largarme de allí sin decirle nada a nadie. Seguro que así por lo menos (al joderles la “fiesta”) conseguiría llamar la atención. Aunque tampoco serviría de nada porque lo que menos que me apetecería es tener que darle explicaciones a nadie y menos a esa gente.

Espero encontrar pronto una solución.

Fdo.

El señor invisible

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: